Especialidades

La joya de la corona: la mejor carne a la brasa en Las Rozas

Herramientas básicas para preparar carne a la brasa

 

  • Un palo de hierro u objeto del mismo material para mover las brasas
  • Pinzas de hierro para dar vuelta a la carne
  • Guantes que protejan la piel del fuego

 

Cómo preprar carne a la brasa

 

Es necesario mantener una buena limpieza de la parrilla si queremos que la carne se cocine bien y no se queme con la grasa sucia. Una vez se saca la carne del depósito, hay que dejarla reposar hasta que coja una temperatura normal.

 

¿Preparo la carne a la brasa con leña o con carbón?

 

Los dos materiales más utilizados para encender la parrilla son la leña (o madera en general) y el carbón.

La mejor leña para parrilla es la de encina o roble, ya que tienen más grosor y son aromáticas. La leña puede tardar alrededor de 50 minutos en estar lista para poner la carne.

Por otro lado, la alternativa a la leña, es el carbón vegetal. Éste es sacado de la leña carbonizada y más útil debido a su gran rapidez para encenderse y la larga duración de sus brasas.  Los carbones de mayor calidad son: el carbón de encina, fabricado en Extremadura; el carbón de quebracho, traído desde Argentina, país fanático de los asados; y el carbón de cáscara de coco, más aromático.

Sea cual sea el material de encendido que escojamos, debemos asegurarnos de echarlo poco a poco ya que si lo echamos de golpe, el fuego se quedará sin oxígeno y lo único que quedará será una humareda nada útil ni agradable.

 

Cómo encender unas buenas brasas

 

Hay que cocinar siempre con brasas y no llamas. La función del fuego es calentar, y no dejar el olor a humo en la carne. Por eso, es importante que las brasas cojan un color blanquecino por la superficie, así, calienta la carne los suficiente como para que la grasa caiga a las brasas y sea eso lo que le dé sabor y olor a la carne.  Para saber cuando están las brasas listas para poner la carne, debemos poner la mano a unos 15 centímetros encima de la parrilla. Si pasados 7 segundos empiezas a quemarte, es que está en su punto.

 

Cómo cocinar la carne a la brasa

 

Es muy común cometer el error de poner la carne a un fuego muy alto para disminuir el tiempo de espera y el tiempo de exposición de la carne al fuego. Pero no hay nada peor y más dañino que comer carne quemada, que es lo que pasaría si la cocinamos así. La carne a la brasa, para hacerse bien, debe hacerse lentamente. De esta manera, no se quema por fuera y se cocina por dentro consiguiendo así que quede jugosa. Sólo se debe dar una vuelta al corte de carne, siendo la segunda más corta que la primera. Este último truco, y no echar demasiada sal, son imprescindibles para no secar la carne.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar